viernes, 4 de abril de 2008

Pasar de Sombra


José Alejandro Peña
PASAR DE SOMBRA
(1989)

Precio $10.95

***De Venta en todas
las librerías***

Para cómprar
un ejemplar,





*************************
*************************
*************************
*************************
Poemas de
"PASAR DE SOMBRA"


POR UNA ANGUSTIA BREVE


Por una breve angustia de ola o de violín
se pierde la ciudad bajo los sueños
y se pierden los sueños bajo la
tierra muerta.
¿Qué sino el viento esparce el frío de las piedras
y la sed del Viajero?
¿Qué desnudez revestirá mi cuerpo?
Hay un temblor quemado entre las ramas
tiernas
cortando en dos el cuerpo de un caballo
débil
fluvial como las matemáticas;
sonoro
y desatento.


ALGO DEL MUNDO PIERDE OLFATO


Dejo en cada ventana mi último recuerdo.
Y el último pájaro al volar se adueña
de mi tormento vago.

También la nube se dedica a trabajos
forzados
y en mi casa hay demasiados huéspedes
solícitos ausentes verticales
que apuñalan borrachos soles abisales
con plumas y alelíes
y luego que la nada está marchita
y yo me he ido de mí
igualitariamente solo
algo del mundo pierde olfato
y algún otro zapato su balance.



EL LADO OPUESTO


Estoy donde tú estás
pero en el lado opuesto
cerca donde
no hay origen
ni luna
ni adjetivos
ni colores
ni fiestas
ni alhelíes.
El mundo aquí
es una lengua roja
mordida
por los hipocampos
que desentonan
el lago y los lamentos.
Yo estoy donde tú estás
pero del otro lado
buscándote.


ROTACION PARANOICA DE LOS SOMBREROS DE MARX


...................................................................................................A Frank Martínez

Entretejen sombras
los caminos y el mar
y las ventanas
y hay miradas que son túneles
o anillos
soles desvencijados contra el muro disuelto
de la noche.

Los perros cubren el aliento de los niños
con una roja y sucia pelambre de agonía,
y aúllan silenciosos pedazos de sol
en la mañana huérfana de horas.

¿Dónde están los amigos que juntaron
cenizas de otro cielo entre mis párpados
y golpeando los muros y la brisa bajo la
negra alfombra de mi desgarramiento
dieron paso a la luz que se ha cerrado
en mí como una vena de bronce balbuciente?

La sombra se acumula giratoria
envuelve y se disipa conjugando
los rostros en la arena.

Yo os traje la luz liviana como el oro
y me echaron de casa a puros golpes.



EXCAVACIÓN


Un amplio grito sumerge el hondo silencio de las piedras.
El sol borra mi cuerpo en la pendiente.
Salto sobre mí desde el rincón oscuro de mi cuarto
donde se ahoga a la esperanza con pieles de doncellas.

Los colores se arrugan como espejos.
Algo me desgarra para que yo me hunda en mí a toda prisa.
pero yo me emociono ante cada nuevo acontecer de mi vida
como si vida fuera la parte innecesaria del poema.
La lluvia apagó el sol.
Hay bultos que impresionan por su afición a las tinieblas.
Los eruditos afectados de hipo
con un aire filoso de mandarín
pasan como fantasmas por los parques llenos de moscas
cubriendo sus narices con dos dedos del grueso de un caballo
o meneando sus culos como si estuvieran llenos de avispas.
Son como los dioses griegos: adolecen de cuidado.
Sus novias son agrias como un jamón
pero tienen algo dulce allí escondido
allí escondido
algo misterioso que produce una sensación de excavación y de locura.
Me pongo a mirar las faldas coloridas
que ondean hondamente en mi cabeza.
Doy color y movimiento a cada luz
a cada objeto.

El eco de mis pasos profundiza en los otros.



PULE TUS AIRES LLAMARADA


¿Qué cosa son los árboles sin trino?
Cabezas que se tienden sobre sus narices
como los acordeones y la causa inicial
de todas las causas inconclusas.

Se inclina el mediodía con su coraza
correlativamente blanda
y se vuelve aire toda firmeza alucinante
y hasta los cabellos blancos tienen grietas
en la planta del pie.

Llueve sobre la matita de fuego
de los pañuelos eficaces
y yo sin saber nada me retiro tan sólo
a pensar lejos...

Y es real de tan inversa esta osadía
y es irreal de tan real esta inversión
de la cosa encontrada y ya perdida...

Imagino otra vez la parte que se aparta
y no se parte sino con gritos y pelusas
de hielo de las frentes
porque el sol hace nuevo lo viejo cuando sopla
en una herida ambigua como el mármol.

Cuando no tengo una voz o un eco
para nombrar el silencio
se ahuecan los guijarros con sollozos
se insertan los sollozos en el yodo
se arremolina el yo del cielo entre las hojas
se me parten los ojos como brasas
se me nublan los dardos del hastío
se me rompen los sesos con babosas
se me borran del pecho los latidos de antes
los latidos de ahora se esconden entre los barcos
que zarparán mañana
y por eso la luz del sol se ha evaporado
y por eso me dices que a los párpados
hay que arrancarlos cuando están maduros.

El cielo es una gota de sangre en la calzada.

Te digo sin decirlo así como volando:
pesan lo mismo un ancla y el vacío
el labio es bruma para el ojo
mi palabra reclama todo el cielo.

La luz más aguzada esconde un grito.

Oye y pondera la quietud desesperada
y luego a la deriva de los montes
pule tus aires llamarada.



MANIOBRA


....................................................A Manuel García Cartagena


No basta un día sin sol para mi muerte
ni atardeceres de lluvia en el corazón-ascua
del Dormido.

En las horas precarias de dolor y de miedo
avanzo hacia mis huellas remotas
borro el pie para seguir descalzo.

No hago más que pensar cómo decir
cómo hacer ver que lo que digo es nuevo

nuevo desde hace dos siglos y una noche
nuevo desde la brisa megalómana
que araña los rincones vacíos.

Un grito dura en la ranura de su desventura
igual el hombre.

Sueño mi verdadero sueño en el reloj:
detengo todo.



© José Alejandro Peña
=========================================
ADQUIERA "PASAR DE SOMBRA" EN http://www.joalpe.net/pasardesombra.htm
=========================================